¿Qué es HIFU?

Una de las últimas novedades para remodelación corporal son las ondas HIFU o ultrasonidos localizados de alta frecuencia. Esta técnica permite eliminar adipocitos y cúmulos de grasa localizados, dando lugar a la remodelación corporal. Pero además, este tratamiento también ha conseguidos demostrar ser muy efectivo cuando se trata de estiramiento facial. Todo ello con resultados que se aprecian de forma inmediata y con los mínimos efectos secundarios.

¿Qué son los ultrasonidos focalizados de alta frecuencia?

Se trata de ultrasonidos de alta intensidad que permiten concentrar toda su energía generando un efecto lupa sin afectar a los tejidos más superficiales de la epidermis. Al respetar las capas superficiales de la piel es un tratamiento no invasivo y que no requiere de ningún período de recuperación.

La diferencia entre el HIFU y otras técnicas no invasivas como el láser es que los ultrasonidos focalizados actúan directamente sobre las capas profundas de la piel. En realidad el HIFU y el tratamiento con láser son tecnologías perfectamente compatibles e incluso complementarias.

¿Es un tratamiento seguro?

Los ultrasonidos se vienen usando en la fisioterapia y la medicina desde hace medio siglo, por lo que han demostrado que se pueden usar con total seguridad sin causar ningún tipo de perjuicio.

Equipo de HIFU Facial y Corporal

¿Cómo actúa el HIFU en la reducción de grasa corporal?

El ultrasonido se aplica de forma directa sobre la zona a tratar, pudiendo aplicarse cómodamente incluso en las zonas curvas del cuerpo, que son precisamente en las que más grasa se suele acumular, como ocurre en el abdomen, las cartucheras y los glúteos.

Lo que hacen las ondas HIFU es producir un efecto termomecánico que se encarga de destruir el tejido graso a nivel subcutáneo, pero sin dañar ni los tejidos adyacentes ni la epidermis. La grasa comienza a deshacerse y se elimina de forma natural a través del organismo.

Sus efectos son tan inmediatos que se garantiza la reducción de una talla con una única sesión.

Es un tratamiento que no resulta doloroso. Lo normal es que en primer lugar se realice un peeling de la zona a tratar a fin de preparar la piel para los ultrasonidos, se masajea la zona y luego se aplican los ultrasonidos HIFU realizando movimientos ascendentes para conseguir remodelación y tonificación a través del calor corporal y la combustión de grasas. Se suele finalizar el tratamiento con un masaje en la zona tratada y la aplicación de crema liporeductora.

¿Cómo actúa el HIFU para el estiramiento facial?

Las ondas ultrasónicas causan un aumento de la temperatura corporal que da lugar a una retracción y reestructuración de las moléculas de colágeno y elastina. El colágeno es una de las proteínas naturales que ayudan a mantener la piel tonificada y elástica.

El HIFU es capaz de conseguir que el cuerpo produzca nuevo colágeno, por lo que se produce un efecto tensor de la piel. De ahí que el tratamiento con ondas de ultrasonido de este tipo también se esté aplicando para luchar contra los signos de la edad y tensar la piel del rostro.

El HIFU es una alternativa para aquellas personas que desean una regeneración de tejido facial y verse con un aspecto más joven sin tener que pasar por el quirófano. Al producir la estimulación natural de fibroblasto, los resultados de reafirmación obtenidos se mantienen durante un largo tiempo.

¿Cuánto dura el tratamiento? ¿Tiene efectos secundarios?

La duración del tratamiento con ondas HIFU depende de la zona que se desee tratar, pero lo normal es que cada sesión dure entre 45 y 60 minutos.

Después, el paciente puede volver a su vida cotidiana con plena normalidad. En algunos casos aparece un enrojecimiento de la piel en la zona tratada, pero este efecto desaparece pasadas unas horas.

Otros efectos secundarios son la aparición de una leve hinchazón en la zona tratada, hormigueo o sensibilidad al tacto, pero desaparecen de forma rápida.

En los días siguientes es normal sentir dolor muscular similar al de las agujetas, aunque se va en dos o tres días

¿Cuántas sesiones hacen falta y cuándo se pueden apreciar los resultados?

El número de sesiones que necesita cada paciente lo determinará en todo caso el especialista, pero lo normal es entre dos y tres.

Los resultados se notan desde la primera sesión, tanto si se ha recurrido a las ondas HIFU para la remodelación corporal como si se han usado para rejuvenecer el aspecto del rostro. Hay que tener en cuenta que aunque los resultados se notan desde el primer momento, el colágeno tiene un tiempo de reestructuración de 21 días, por lo que los resultados definitivos no se apreciarán hasta pasados 2 o 3 meses

En el caso del tratamiento con HIFU para el rostro, los efectos permanecen hasta seis meses

¿Dónde comprar un equipo HIFU para mi negocio?

Puedes adquirir un equipo HIFU en nuestra tienda online, podrás fraccionar el pago de tu compra y elegir entre varios modelos disponibles.

Consultanos cualquier duda a través de éste formulario o bien por teléfono

Contacte con nosotros

opcional
Producto añadido a la lista de deseos
Producto añadido al comparador